Blog 7 minutos

Estrategia de negocios: concepto, objetivos y ejemplos

Natalia Lopéz
December 27, 2022
Estrategias de negocios: concepto, objetivos y ejemplos

¿Te gustaría montar tu propio ecommerce? Hay muchos pasos previos que dar antes de empezar a montar  lo más importante es definir tu propia estrategia de negocio.

Muchos proyectos fracasan porque no tienen bien definida su estrategia B2B o porque directamente no se ha pensado en la misma.

A lo largo de este artículo te vamos a revelar que es una estrategia de negocio y algunas particularidades del concepto:

Todo lo que necesitas saber sobre estrategias de negocio:

    ¿Qué es una estrategia de negocio?

    Una estrategia de negocio se puede definir como un conjunto de acciones o técnicas que la empresa ejecuta para llevar a cabo una planificación comercial determinada. Tal y como veremos en el siguiente apartado, puede cubrir varios objetivos.

    En resumidas cuentas, se trata de la guía de trabajo que va a seguir la compañía al completo.

    Lo más común es que en los negocios existan diferentes estrategias de negocios dentro de la misma empresa.

    Están compuestas por una serie de métodos, técnicas y tácticas que se llevarán a cabo para cumplir con los objetivos que se han planteado dentro de la entidad.

    Una vez establecidos los objetivos comerciales, la estrategia de negocios se centrará en llevar a cabo las acciones pertinentes para conseguir resultados tanto a corto, como a medio y a largo plazo.

    Y además, de manera omnicanal y multicanal.

    Artículos relacionados:

    Objetivos de la estrategia de negocios

    Para entender mejor qué es la estrategia de negocio es importante conocer los objetivos que se pueden perseguir con la misma. Aquí vamos a dar algunos de los ejemplos más interesantes, pero cada empresa debería definir los suyos propios en base a sus intereses.

    1. Incremento de las ventas de nuevos artículos

    Es uno de los objetivos más habituales. Teniendo en cuenta la gran competencia que hay en cualquier sector del mundo del comercio electrónico, la empresa debe estar en sintonía con las últimas tendencias y actualizarse en todo momento.

    Con una estrategia de negocio podrías plantearte invertir en investigación y desarrollo para innovar de manera constante. Incluso, esto podría aplicarse al catálogo de productos del negocio, poniendo más foco en aquellos que más éxito tienen, para conseguir así que se incremente más su demanda o ayudando al desarrollo de artículos nuevos.

    2. Mejorar las ventas cruzadas

    La estrategia de negocio podría ser la de vender más productos a un cliente.

    Venta cruzada como estrategia de negocios

    Esta forma de proceder funciona muy bien en determinados sectores, como en aquellas empresas que se dedican al suministro de oficinas, bancos, minoristas online, etc.

    Si el cliente incrementa la cantidad de producto vendido por cliente, podría incrementarse de forma importante el tamaño medio del carrito. Esto podría ayudar a mejorar la rentabilidad de la empresa, con la particularidad de que no habría que gastar más dinero para atraer a nuevos clientes.

    3. Acercarse a un nuevo target

    Puede que el público potencial (target) sobre el que se está trabajando no esté dando los resultados deseados, o quizá nos queramos expandir hacia a nuevos mercados.

    Con una sólida estrategia de negocios podremos acaparar un nuevo mercado (por ejemplo, uno más joven). También podríamos centrarnos en un target que tenga un crecimiento muy rápido en esos momentos.

    La estrategia de negocio de muchas empresas es adquirir una más grande, con el objetivo de competir en un mercado en el que no tenía una fuerte presencia previa. Al mismo tiempo, será capaz de retener a los clientes de los productos/servicios que ya estaba vendiendo.

    4. Dar una mejor atención al cliente

    La atención al cliente es un valor clave en el que se debería centrar tu ecommerce, ya que te podemos asegurar que muchos de tus competidores la descuidan.

    Una interesante estrategia de negocio podría consistir en ofrecer una atención al cliente única. También podría ser un buen recurso para todas aquellas empresas que han tenido problemas en el pasado con la atención al cliente que ofrecían.

    5. Conseguir que los productos se diferencien frente a la competencia

    Esta es una estrategia de negocio muy interesante, en especial para aquellas empresas BC2 (es decir, aquellas que venden directamente al consumidor final).

    Existen muchos criterios que pueden ser diferenciadores dependiendo del tipo de empresa y de sus necesidades, como podrían ser las características del producto, tecnología, precios o cualquier otro dato de interés.

    6. Aplicar un valor diferencial por los precios

    Los ecommerce incluyen los movimientos de los precios dentro de su estrategia de negocio, ya podría salirles bien la jugada.

    • Una buena idea podría ser mantener el coste bajo de los productos para atraer a los clientes. En este caso, la empresa tendrá que incrementar su volumen de ventas, ya que los márgenes de beneficios suelen ser muy bajos.
    • También se podría fijar un valor más alto para dar la sensación de exclusividad. Se reducirá la cantidad de clientes, pero se conseguirá un importante margen de beneficio por cada producto.

    7. Optimizar la retención de los clientes

    • ¿Sabías que es mucho más rentable retener a los clientes que ya tenemos que invertir dinero en conseguir clientes nuevos?

    Por esta razón, nunca debemos olvidarnos de aquellos que ya han comprado en alguna ocasión en nuestra tienda online.

    Conseguir una óptima retención de clientes es una estrategia de negocios que requiere técnicas especiales, como el ser capaces de ponernos en el lugar del cliente y averiguar cuál es su visión de la empresa.

    8. Incrementar la sostenibilidad del negocio

    La estrategia del negocio también podría centrarse en incrementar la sostenibilidad del negocio.

    Puede que la empresa esté buscando una manera de reducir su huella de carbono o los gastos en energía. Para ello, una buena opción podría ser la de incluir un programa de reciclaje.

    Cómo ya hemos indicado, estos son tan solo algunos ejemplos de los objetivos de una estrategia de negocio, pero no los únicos.

    Cada empresa tendrá que evaluar su posición en el mercado para trazar unos objetivos reales a alcanzar con su propia estrategia personalizada.

    6 tipos de estrategias de negocio existentes

    Existen diferentes clasificaciones para una estrategia de negocio. Aquí vamos a ver las 6 más importantes:

    ¿Qué es una Estrategia de Negocios?

     

    • Corporativas

    Son estrategias que se relacionan con la definición del rumbo que va a tomar tu negocio. Tiene en cuenta conceptos claves como los valores, objetivos y visión de la empresa.

    Para definir estas estrategias de éxito habrá que preguntarse porque la empresa se dedica a lo que se dedica, a dónde se dirige y cuáles son los valores que dirigen el rumbo.

    • Funcionales/operativas

    Las estrategias funcionales u operativas están basadas en una óptima gestión de los recursos disponibles por departamento. Así se logra optimizar la productividad y los citados recursos.

    Lo más común es que sean estrategias que se lleven a cabo a corto plazo.

    • Además, deben ir alineadas con las estrategias corporativas y las competitivas (de las que hablaremos a continuación).

    • Competitivas (estrategias de negocio)

    Las estrategias competitivas se centran en determinar cómo la empresa va a competir en el mercado.

    Para ello, tendremos que analizar la manera de gestionar las operaciones por parte de los competidores y localizar elementos diferenciadores para marcar alguna diferencia.

    Estas estrategias se llevarán a cabo a medio plazo, por lo que requiere de control continuado sobre el medio.

    • De liderazgos en costes

    La principal particularidad de este tipo de estrategia es que se reducen los precios con el objetivo de ofrecer un valor competitivo frente al consumidor. Cuando el cliente potencial busque tu producto o servicio, será el más económico.

    Se puede aplicar de dos maneras: o bien reduciendo el precio para conseguir que el producto/servicio sea el más económico de todos los existentes, o hacerlo para que sea el más barato en un determinado nivel de calidad.

    Para llevar a cabo esta estrategia habrá que determinar si es rentable y si lo permiten los márgenes de beneficios.

    • Segmentación

    Las estrategias de segmentación son un buen recurso para los ecommerce que todavía son pequeños para conseguir darse a conocer su nicho.

    El principal objetivo es orientar el producto/servicio hacia un nicho muy específico, de tal forma que ningún otro competidor haya podido reparar en él.

    Esta estrategia no resulta tan interesante para una empresa grande, ya que estas ya se han ganado su hueco en el mercado y tienen otros intereses.

    • Diferenciación

    Finalmente, la estrategia de negocio de diferenciación se centra en ofrecer algo al cliente que pueda considerarse como único. Al mismo tiempo, se tiene que ajustar a lo que se está buscando.

    La gran ventaja de este tipo de estrategia es que se puede aplicar a todo tipo de producto, con independencia de que se trate de una empresa grande o pequeña.

    ¿Cómo diseñar una estrategia de negocio paso a paso?

    En este punto del artículo ya tienes claro qué es la estrategia de negocio y los principales objetivos que se pueden perseguir con la misma. Como seguramente estarás interesado en diseñar la tuya propia, aquí enumeramos los pasos a seguir:

    1) Análisis DAFO

    Análisis DAFO para una estrategia de negocio

    Se trata de un tipo de herramienta que se lleva a cabo para estudiar el punto exacto en el que se encuentra una empresa (aunque también se puede aplicar a otros proyectos, incluso a personas).

    Para ello, se estudia tanto sus características internas (que son las debilidades y fortalezas) como la situación del exterior (amenazas y oportunidades).

    Se crea una matriz cuadrada para recopilar la información y que pueda apreciarse con claridad.

    ¿Su objetivo? Aplicado a una estrategia de negocio, te permite saber la situación real de tu eCommerce, además de resultar muy práctico a la hora de tomar decisiones.

    2) Establecimiento de objetivos

    En este punto del diseño de una estrategia de negocio tendremos que definir los objetivos que queremos alcanzar. Es uno de los puntos más importantes, ya que una mala o incorrecta definición nos puede llevar a escenarios que no buscamos.

    Por otra parte, estos objetivos deben ser realistas y se deben establecer con el espacio temporal adecuado (es decir, a corto, medio o a largo plazo).

    • TE RECOMENDAMOS: una fantástica idea es seguir el método SMART para conseguir un establecimiento correcto de tus objetivos. Es el que usan los negocios más exitosos hoy en día.

    El Método SMART

    3) Confección del plan de acción

    El plan de acción no es otra cosa que la estrategia de negocio que se va a seguir. Es decir, el camino que tu ecommerce debe recorrer con todos los escalones que tendrás que subir.

    Uno de los errores más habituales que se cometen en el diseño de una estrategia de negocio es pensar únicamente en la forma de subir tus ingresos.

    Sin embargo, tendrás que considerar otros factores como el marketing o la estructura de tu empresa.

    En otras palabras: el resultado de la fusión de tus metas en marketing, recursos, finanzas y organización dará tu estrategia de negocio.

    4) Monitorización de resultados

    Una vez que hayas creado tu estrategia de negocio tendrás que pensar en definir las métricas más adecuadas para hacer un correcto seguimiento de la misma. Para conseguirlo, tendrás que contestar a estas dos preguntas:

    • ¿Cuál va a ser la frecuencia en la que harás dichas mediciones?
    • ¿Cómo serán los pasos a seguir para alcanzar cada objetivo?

    De nada sirve tener una estrategia de negocio si no pruebas si funciona y te ayuda a lograr los resultados deseados.

    En cualquier momento podrían producirse errores en la estrategia.

    Con una correcta monitorización se pueden detectar los problemas a tiempo y subsanarlos.

    Kit de Ecommerce B2B

    Accede a 4 recursos  con el paso a paso para iniciar tu e-commerce B2B

    En este apartado vamos a describir brevemente 3 ejemplos de estrategias de negocio de éxito:

    • Starbucks:

    Una estrategia de negocio que lanzó la marca fue su frapuccino de unicornio. En principio no tuvo el impacto esperado por su sabor, aunque se insertó en el mercado de Norteamérica.

    Terminaría creándose una tendencia que haría que el consumidor se sintiese único.

    La bebida se vendió por tiempo limitado y consiguió un interesante lugar en el público juvenil.

    • Amazon:

    El famoso marketplace utilizó su tecnología de data center como herramienta para posicionarse. Su valor diferencial es la entrega a domicilio gratuita con su servicio Prime.

    A día de hoy, no tiene ningún rival.

    • Disney:

    Disney ya tenía hoteles y estudios de producción, además de estaciones de radio, series y animaciones. En el año 2009 compraría Marvel y en el 2012 haría lo mismo con Pixar.

    El resultado fue un éxito, creando un gran entramado de títulos que entusiasma al título.

    Ya tienes las claves para elaborar tu propia estrategia de negocio

    Ahora que ya sabes lo importante que es una sólida estrategia de negocios para cualquier proyecto. Es hora de que empieces a definir la tuya para tu ecommerce.

    Ponte manos a la obra y verás que en poco tiempo comenzarás a ver resultados.

    ¿Quieres crear un comercio electrónico B2B pero no sabes por donde empezar?

    Conoce los puntos claves a tener en cuenta para comenzar con este kit de ecommerce B2B