Optimización de la tasa de Conversión (CRO)

Definición de optimización de la tasa de conversión

La optimización de la tasa de conversión, a menudo abreviada como CRO, es la práctica de mejorar las posibilidades de que sus usuarios completen una acción específica, o conversión, en su sitio web

¿Por qué enfocarse en optimizar la tasa de conversión (CRO)?

Priorizar la optimización de la tasa de conversión, especialmente en B2B, tiene beneficios obvios: cuantos más visitantes de la web se conviertan en clientes potenciales, más ingresos podrá generar tu empresa. Parece sencillo pero hay matices en cómo enfocar tu estrategia de optimización de la tasa de conversión. Estas pequeñas diferencias pueden ser un factor decisivo entre una estrategia de CRO tremendamente exitosa, y una que no lo es.

5 maneras de evitar errores comunes de CRO

En 2018, el 56% de las marcas encontraron que sus esfuerzos de CRO fueron más efectivos que el año anterior. Esto nos dice, sin lugar a dudas, que las organizaciones que trabajan activamente en la optimización de la tasa de conversión están progresando.
Aún así, se pueden dar pasos más grandes – siempre y cuando la estrategia esté bien orientada, y se estén ejecutando los pasos correctos. Aquí están las 5 principales correcciones que debes hacer para mejorar tu tasa de conversión

1. (En su mayoría) No te compares

Esto varía según el sector, el tamaño de la empresa, el tipo de negocio y según si está optimizando las conversiones web, las conversiones por correo electrónico, etc. Céntrate en mejorar desde donde estás, no en base a un estándar relativamente arbitriario y dificil de medir

2. Establece un proceso para alinear tus equipos e iniciativas

Como abordamos anteriormente, los procesos de CRO son un enorme punto de dolor para los vendedores hoy en día. La falta de un proceso claro y definido fue uno de los principales desafíos en los años anteriores, y casi una cuarta parte de las organizaciones no tenían ninguna estrategia de CRO. No vayas a ciegas. Empieza con un plan de ataque, y luego, ajusta según sea necesario.

3. Personaliza y adapta tus esfuerzos – siempre

Sé específico cuando ofrezcas contenido a tus clientes. Esto significa no solo tener en cuenta si un visitante es nuevo o recurrente, sino también pensar en su comportamiento histórico (si procede), el sector de su organización, su función o cargo, en qué fase del embudo de marketing de clientes potenciales se encuentra o en qué punto del recorrido del comprador se encuentra.

4. aborda primero las pequeñas victorias, enfócate sólo en lo que funciona

Siendo realistas, gastar tiempo o presupuesto en esfuerzos de CRO que están destinados a fracasar es un desperdicio. Para aprovechar al máximo el tiempo de tus equipos y aprovechar tu presupuesto, ve primero las pequeñas victorias, ponlas a prueba e implementa estrategias a largo plazo solo para las iniciativas que tengan éxito.

5. Prueba, repite y actúa basándote en los datos (no en lo que tu empresa cree que va a funcionar)

Como hemos mencionado anteriormente, hay que identificar las victorias rápidas para actuar sobre ellas. También es necesario abordar las brechas más grandes que necesita resolver a largo plazo. ¿Pero cómo se hace esto? Con datos.

Evita elegir tus objetivos e iniciativas basándote en lo que tus equipos creen que puede funcionar o en las estrategias que tu organización quiere probar. Utiliza los datos para averiguar qué es lo más fácil de conseguir, dónde es más necesario abordar los problemas y qué es lo que ya funciona. A continuación, actúa, prueba y adapta tus actividades según sea necesario.

Lee los conceptos de comercio electrónico

¿Quieres aprender más?

Contacta a nuestros expertos de E-commerce