Comercio electrónico Headless

Las exigencias y hábitos de los compradores en línea cambian constantemente, por lo que las empresas tienen cada vez más dificultades para mantenerse al día. Algunos líderes, como Amazon, buscan la forma de ampliar su abanico de oportunidades a fin de innovar y experimentar, optando por el comercio descentralizado.

Definición de Comercio Electrónico Headless:

El comercio Headless es un enfoque de comercio electrónico que permite a las empresas ser más ágiles y flexibles a la hora de probar y experimentar, gracias a que separa mejor la interfaz de usuario y la parte administrativa de sus operaciones de comercio electrónico.

¿Qué es el comercio electrónico headless?

Aunque el término «comercio headless» suena abstracto, su definición es mucho más fácil de lo que su nombre sugiere. El comercio Headless es un enfoque de comercio electrónico que permite a las empresas ser más ágiles y flexibles y aumentar el potencial para probar y experimentar, gracias a que separa mejor la interfaz de usuario y la parte administrativa de sus operaciones de comercio electrónico. Si el interfaz de usuario y el módulo administrativo pueden funcionar independientemente, gracias al comercio headlessl la empresa tiene la libertad de personalizar su tienda en línea y asistir mejor a sus clientes en su proceso de compra en línea, sin que el área administrativa sea afectada o necesite cambios.

¿Por qué el comercio headless ocupa un primer plano en este momento?

A partir la década de 1990, cuando las compras en línea se convirtieron en una práctica extendida, la tecnología ha evolucionado rápidamente. Desde el principio, los negocios adoptaron un enfoque de paquete completo para sus tiendas online, en el que los sistemas de interfaz de usuario y de administración estaban estrechamente conectados. Eso era lógico porque sólo se enfocaban a un solo tipo de conexión: el ordenador convencional. Ahora, sin embargo, las empresas necesitan adaptar sus servicios a los diferentes usuarios a través de todos los canales (por ejemplo, teléfonos móviles), manteniendo al mismo tiempo el mismo nivel de servicio para todos los productos de su marca.

Este es el motivo por el que el comercio headless se convierte en una herramienta para las empresas que aspiran a obtener una ventaja competitiva a través de la innovación, la aceleración y el perfeccionamiento de sus prácticas de comercio electrónico. Mediante el comercio headlees y gracias a su funcionalidad descentralizada, se puede adaptar la interfaz de usuario sin perturbar o afectar a las demás áreas, y viceversa. Lo anterior significa que las empresas son ahora más ágiles y tienen más flexibilidad para sacar el máximo provecho del comercio electrónico, sin carga de trabajo o esfuerzo de mantenimiento. También implica interfaces de usuario (UI) específicas para cada canal, que no necesitan depender unas de otras, ni ser interdependientes, lo que mejora el servicio al cliente que utiliza múltiples canales, y permite disponer de una lista cada vez mayor de canales en un mundo cada vez más digitalizado.

¿Cómo funciona?

El comercio Headless desacopla el interfaz de usuario y la administración de las tiendas online de las empresas mediante la instalación de una interfaz de programación de aplicaciones (API) entre ellos, el cual gestiona el intercambio de datos, ofreciendo la posibilidad de comprobar y utilizar ambos entornos (de forma independiente). Pese a que con el comercio headless el interfaz de usuario y la administración están desligados, esto no significa que estén completamente desconectados; simplemente se puede trabajar con ellos por separado. Están conectados a través de servicios web o las llamadas API, lo que mantiene intacto el intercambio de datos entre los sistemas desligados, incluso mientras la empresa trabaja en ambos entornos.

¿Cuál es la diferencia entre una plataforma de comercio electrónico tradicional y un sistema de comercio headless?

¿Todavía no está claro? Aquí tienes las principales diferencias entre el comercio tradicional y el comercio headless:

Plataforma de comercio electrónico tradicional

Con las plataformas tradicionales, el interfaz de usuario de una tienda online está muy unido al interfaz administrativo, lo que significa que hay poco margen para personalizar el servicio con facilidad. Las actualizaciones de la interfaz de usuario requieren ajustes en la administración, al igual que la adición de nuevas interfaces de usuario. Este enfoque permite personalizar los servicios a los clientes, pero no son fáciles de manejar ya que la carga de trabajo requerida implica cambios tanto en el interfaz de usuario como en la administración.

Comercio electrónico Headless

Con el comercio headless, el interfaz de usuario y la administración de las tiendas online están separados, lo que permite que la interfaz de usuario tenga espacio para un sinfín de posibilidades de diseño. API, que transmite datos entre el interfaz de usuario y la administración, soporta la mayor parte de la carga de trabajo, lo que facilita a las empresas la gestión de mejoras y cambios en la interfaz de usuario de sus tiendas online.

¿Qué ventajas tiene el comercio electrónico headless?

Agilidad, para mantenerte competitivo

Adoptar un enfoque de comercio headless te da la capacidad de actualizar rápida y frecuentemente (si así lo deseas) el interfaz de usuario de tu tienda online para mantenerte al día según las necesidades de tus clientes. Todo ello sin afectar a tus sistemas operativos de administración. Realizar esta tarea, por lo general, exige bastante tiempo, ya que incluso las grandes marcas que utilizan una plataforma de comercio electrónico convencional sólo actualizan su interfaz de usuario semanalmente. En cambio, Amazon, que utiliza una solución de comercio headless, es capaz de lanzar actualizaciones cada 11,7 segundos.

Así mismo, no dejan de surgir nuevas tecnologías, como por ejemplo la Internet de las cosas, por lo que es importante saber también que el comercio headless permite integrar fácilmente nuevas interfaces en tu entorno de interfaz de usuario y realizar cambios en ellas, con independencia de tu sistema de administración. Todos estas ventajas suponen, en definitiva, un ritmo de venta más rápido, un negocio más ágil y una estrategia de comercio electrónico preparada para el futuro.

Capacidad de personalización

El comercio Headless te permite ofrecer a tus clientes servicios innovadores en tu tienda online. Tu tienda online no se limita a una única plantilla, lo que le da a tu marca un control total de la interfaz de usuario. Además, puedes hacer todos los cambios que quieras en la interfaz de usuario sin aumentar la carga de trabajo de la administración, y al mismo tiempo mantener un servicio de calidad en todos los canales de comunicación con los clientes.

Mejor (y siempre comprometido) servicio al cliente

Las necesidades de cada cliente se modifican con el tiempo. Por suerte, con el comercio headless le ofreces al cliente un servicio coherente en todos los canales, e incorporas todos los nuevos canales que puedan adaptarse en el futuro (como terminales de contacto por voz o los puntos de contacto de ropa). Y siempre manteniéndote fiel al estilo y sello de tu marca, con ilimitadas opciones para personalizar con facilidad y frecuencia. Y sin tener que preocuparte por el impacto que pueda tener en el rendimiento de tu tienda online. Es más, como API y los datos en la memoria que transfiere se colocan entre la interfaz de usuario y la administración, el rendimiento de la tienda online mejora considerablemente gracias a este enfoque headless.

Consulta los términos del comercio electrónico