Blog 8 minutos

Seguridad en e-commerce B2B: Todo lo que debes saber

Arno Ham
September 27, 2022
seguridad en ecommerce

Es posible que la seguridad en e-commerce no sea lo primero que se te venga a la mente al pensar en la experiencia del cliente, pero para las organizaciones B2B, un comercio electrónico seguro es vital para mantener relaciones duraderas con los clientes. Una pérdida de datos puede tener un impacto negativo en la confianza y provocar daños irreparables.

A continuación encontrarás todo lo que necesitas saber sobre las medidas de seguridad que mantendrán a tu empresa  y su e-commerce resistente a los ciberataques.

Tabla de contenidos

    ¿Qué es la seguridad en e-commerce?

    En términos generales, la seguridad en un e-commerce se refiere a un conjunto de pautas aceptadas a nivel mundial que garantizan experiencias de compra seguras en Internet. Estos lineamientos incluyen protocolos que protegen tanto a las empresas que venden sus productos en línea como a los clientes que comparten su información personal para comprar productos.

    Hay algunas facetas diferentes de la seguridad en e-commerce con las que es importante familiarizarse a medida que estableces los tipos de protocolos que son necesarios dentro de tu propia tienda online. Estos incluyen:

    • Autenticación: establece que tanto el comprador como el vendedor son identidades verificables, y que son quienes dicen ser.
    • Privacidad:  hace referencia a la protección de los datos de los clientes, especialmente frente a terceros no autorizados.
    • Integridad: significa que estos datos permanecerán sin editar ni modificarse de ninguna forma.
    • No repudio:  es el principio legal que impone el seguimiento de una transacción.

    Conviértete en un experto en e-commerce B2B

    El club te brinda acceso exclusivo a las últimas noticias y recomendaciones de comercio electrónico de los cuatro mejores profesionales del comercio electrónico B2B.

     

    Sana Commerce respeta y protege tu privacidad. Consulta nuestra política de privacidad para obtener más detalles.

    Glosario de seguridad en e-commerce: términos que debes conocer

    Cuando intentas establecer medidas de seguridad para tu comercio electrónico, es fácil confundirse con las siglas o el lenguaje técnico. Aquí te traemos una descripción general rápida de algunos de los términos más comunes:

    • Organización Internacional para la Estandarización (ISO) : La ISO es un organismo internacional que guía a las empresas para asegurarse de que sus productos y procesos cumplan con estándares. La norma ISO/IEC 27001:2013 en particular cubre la seguridad de los datos, y una certificación sobre esto significa que tu empresa tiene estrategias verificadas y de alto nivel para prevenir cualquier riesgo.
    • Seguridad de Datos de la Industria de Tarjetas de Pago (PCI DSS): comúnmente conocido como PCI, este estándar de la industria se relaciona con la protección de la información de las tarjetas de crédito.
    • Autenticación Multifactor/Autenticación de 2 Factores/Verificación de 2 Pasos (MFA, 2FA, 2SV) : estas formas de autenticación van más allá del simple inicio de sesión para la verificación. Con 2SV, los usuarios ingresan un código único entregado a través de un correo electrónico, mensaje de texto o llamada. 2FA amerita que el usuario inicie sesión en un dispositivo secundario, utilizando una aplicación o iniciando sesión desde una computadora portátil.
    • Seguridad de la Capa de Transporte / Capa de Sockets Seguros / Protocolo de Transferencia de Hipertexto Seguro (TLS, SSL, HTTPS): estos certificados garantizan la seguridad del comercio electrónico a los clientes que visitan tu sitio web y sirven como verificación adicional de que tu sitio es seguro.

    10 debilidades y ataques de seguridad comunes en e-commerce

    Las estadísticas sobre ataques cibernéticos son preocupantes: en 2021, 50% de todos los ataques cibernéticos se realizaron en pymes. ¿Por qué sucede eso? Porque los sitios de comercio electrónico son fuentes ricas en datos, información confidencial y capital. Para los actores nefastos, explotar las debilidades de seguridad del e-commerce es un negocio lucrativo.

    Estas debilidades pueden tomar muchas formas: amenazas internas, amenazas de los clientes e incluso desastres naturales. La protección contra estas amenazas a la seguridad del e-commerce requiere un amplio conjunto de herramientas que deben actualizarse y mantenerse rigurosamente para proteger a tu empresa y a tus clientes.

    Veamos entonces las mayores amenazas para la seguridad en e-commerce y cómo puedes prevenirlas.

    1. Suplantación de identidad

    ¡Rápido! ¿Qué haces cuando recibes este correo electrónico?

    Password reset request

     

    Es posible que no lo pienses dos veces antes de hacer clic en el enlace, ya que has solicitado un restablecimiento de contraseña y estás esperando un correo electrónico al respecto.

    Pero, como eres inteligente, te tomas un momento y vas a la dirección de correo electrónico del remitente.

    “roger@captech.com”

    Espera un segundo. Eso no es un correo electrónico de Microsoft. ¡Ese es un correo electrónico falso!

    Este es un ejemplo de una estafa de suplantación de identidad. Esto ocurre cuando las personas son atacadas con correos electrónicos fraudulentos pero creíbles. Los correos electrónicos a menudo fingen ser de figuras de autoridad (como los directores ejecutivos) y suelen contener instrucciones urgentes, como “por favor, eche un vistazo a este archivo de inmediato”.

    La víctima, sin darse cuenta, hará clic en el archivo, lo que terminará instalando un programa malicioso en tu computadora. Este programa puede robar documentos y finanzas, causando un daño significativo.

    El phishing, como se le conoce a esta práctica en inglés, a menudo es detectado por un buen filtro de correo no deseado, pero algunos mensajes aún pueden pasar hasta tu bandeja de entrada. A medida que los filtros de spam se vuelven más efectivos, los estafadores han recurrido a los mensajes de texto, enviando mensajes “smishing” que te incitan a hacer clic en un enlace peligroso a través del texto.

    2. Malware y Ransomware

    Los atacantes instalan softwares maliciosos, comúnmente conocidos como malware, en tu sistema. El Ransomware es un tipo de malware e implica bloquear a la víctima de su propio sistema, impidiendo el acceso a los datos a menos que se pague algún tipo de “rescate”. Los ataques de Ransomware se han dirigido a bancos, escuelas e incluso hospitales, lo que le costó al mundo $21 mil millones en 2021. Estos son algunos signos comunes de que podrías estar experimentando un ataque de malware:

    • Ser llevado a enlaces/destinos de página incorrectos.
    • Anuncios emergentes en los que es difícil hacer clic.
    • Un sistema lento que se bloquea/congela constantemente.
    • Una gran cantidad de correos electrónicos que envías no salen.
    • Nuevos íconos que aparecen en tu escritorio sin haber sido instalados

     

    3. Exploit del día cero o ataque de día cero

    El día cero suena como algo sacado de un thriller de espías, pero la realidad es casi igual de escandalosa. Una vulnerabilidad de día cero es una falla de seguridad desconocida que alguien puede aprovechar. Un ataque de día cero o un exploit de día cero es un ataque llevado a cabo que explota esta falla de seguridad desconocida. Debido a que la víctima desconocía la falla antes del ataque, no puede lanzar un parche para evitar el ataque hasta que es demasiado tarde.

    Los exploits de día cero son amenazas de seguridad en e-commerce particularmente peligrosas precisamente porque se basan en vulnerabilidades no descubiertas.

    4. E-skimming

    E-skimming es la versión digital del skimming de tarjetas de crédito. Mientras que en el mundo físico, los skimmers se instalan sobre los lectores de tarjetas de crédito para leer la información de la tarjeta de crédito, los e-skimmers son fragmentos de código malicioso que roban los datos de la tarjeta de crédito de un cliente durante una transacción en línea. El uso de procesadores de pago seguros como Sana Pay es una excelente manera de reducir esta amenaza a la seguridad en un e-commerce.

    5. Ataque de intermediario

    Un ataque MTM (Man in The Middle), es lo que se conoce también como “ataque de escucha activa”. Un tercero intercepta una conversación o transferencia de datos entre dos partes. Este tercero también puede introducir un software malicioso en los archivos que se intercambian y, en última instancia, infectar más sistemas después de que se haya completado el ataque.

    6. Ataque de inyección SQL

    La mayoría de los sitios de comercio electrónico mantienen bases de datos llenas de información de los clientes, como direcciones de correo electrónico, direcciones físicas, números de teléfono, etc.

    Un ataque de inyección SQL permite que un usuario no autorizado acceda a estas bases de datos. Mediante el uso de un código malicioso, un pirata informático puede eludir una página de autenticación y obtener acceso a la base de datos de back-end completa. Desde allí, el usuario puede robar, modificar y borrar los datos.

    7. Scripting entre sitios XXS

    XSS o cross-site scripting es una amenaza para la seguridad en e-commerce en la que un pirata informático agrega un código malicioso a un sitio online legítimo. Este código luego atacará a un usuario cuando esa persona navegue por el sitio web infectado.

    XSS puede provocar la suplantación de identidad del cliente, el registro de pulsaciones de teclas, el acceso a archivos/cámaras web/micrófonos y el robo de identidad.

    8. Fraude financiero

    El fraude financiero es un tipo diferente de amenaza a la seguridad de un e-commerce en comparación con, por ejemplo, la inyección SQL. En lugar de confiar en un código malicioso, el fraude financiero se basa en tarjetas de crédito robadas o devoluciones falsas para beneficiarse a expensas de la empresa. Cuando se descubre un fraude con tarjeta de crédito, el comercio electrónico tendrá que reembolsar a la víctima sin recuperar los bienes vendidos, dejándolos en la obligación de pagar una factura costosa.

    9. Amenazas internas

    Las amenazas internas son un grave peligro para las empresas que cuentan con una tienda online. Los empleados (o exempleados) descontentos pueden intentar robar datos de la empresa o información patentada con la esperanza de venderlos a la competencia. O bien, pueden intentar bloquear o eliminar los datos de la empresa para hacer que su negocio sufra. De cualquier forma, estos infiltrados representan una verdadera amenaza para la seguridad en e-commerce.

    10. Error de usuario

    A veces, alguien se equivoca.

    Todos hemos estado allí. Hacemos clic en un botón en el que no debíamos. Cambiamos un elemento que no estaba destinado a ser cambiado. Lo siguiente que sabes es que todo el sitio web se oscurece.

    Ocurre un error de usuario. La gente se equivoca. Lo importante es que te asegures de tener suficientes copias de seguridad que te permitan volver a poner tu sitio en línea lo más rápido posible.

    La importancia de la seguridad en e-commerce

    La seguridad de un e-commcerce siempre es importante: nadie quiere que se filtre su historial de pedidos o sus detalles de pago. Además, quieres que tu tienda online esté disponible cuando tus clientes la necesiten. Esto es particularmente importante para el comercio electrónico B2B.

    Afortunadamente, vender en línea no tiene porqué ser una tarea arriesgada.

    Hay muchas maneras de fortalecer la seguridad de tu e-commerce. Aquí hay tres tecnologías que pueden ayudarte a brindar una experiencia de compra en línea segura que tus clientes esperan de su proveedor de confianza.

    Haz que tu e-commerce sea un éxito garantizado

    Deacarga la guía práctica para iniciar un proyecto de e-commerce B2B o para mejorar el que actualmente tienes

    Medidas de seguridad en e-commerce proteger su tienda en línea

    Las amenazas a la seguridad en un e-commerce son constantes. Debes defenderte activamente contra estas amenazas para garantizar que tus usuarios puedan navegar de manera segura en tu tienda en línea sin temor a fraudes o robos.

    Aquí hay algunos pasos a tener en cuenta para reducir el riesgo de una amenaza de seguridad en e-commcerce.

    #1. Usar código fuente cerrado

    Una de las primeras cosas que debes considerar al comprar un software nuevo es si deseas una solución basada en código fuente abierto o código fuente cerrado. Pero cuando se trata de código abierto versus código cerrado, ¿cómo puedes determinar cuál es mejor paratu e-commerce B2B?

    Código fuente abierto

    El código fuente abierto es creado por una comunidad abierta de desarrolladores. No hay restricciones sobre quién puede contribuir al desarrollo continuo del código.

    El software creado con código fuente abierto está sujeto a constante revisión por pares y, por lo tanto, es desarrollado constantemente por un “equipo” de miles de desarrolladores, si no más. Suena como una receta para una tienda online B2B a prueba de balas, ¿verdad?

    No exactamente.

    Esto se debe a que en realidad no es un equipo de desarrollo el que trabaja en el software, sino quien desee involucrarse. No hay un proceso de selección, por lo que cualquiera puede contribuir o simplemente ver el código. Eso incluye a los desarrolladores con motivos menos nobles.

    Código fuente cerrado

    Cuando se trata de desarrollo, los equipos más grandes no son necesariamente mejores. Las soluciones de código cerrado solo son desarrolladas por un grupo selecto de desarrolladores, siendo “seleccionar” la palabra clave.

    A diferencia del código fuente abierto, el código fuente cerrado es propietario y no está abierto al público, ni para verlo ni para colaborar.

    Si bien hay menos pares de ojos en el código fuente cerrado, esos ojos pertenecen a desarrolladores cuidadosamente seleccionados. Limitar el número de ingenieros y otros especialistas que trabajan en el software facilita:

    • Controlar el entorno de desarrollo.
    • Mantener un registro de quién ha trabajado en qué y con un alcance más pequeño.
    • Evitar que los problemas se escapen por las grietas.
    • Evaluar la calidad de los desarrolladores y del producto.

    #2. Garantizar la creación de contraseñas seguras

    Un consejo simple que a menudo se pasa por alto, es asegurarse de que tanto tú como tus clientes tengan contraseñas seguras puede contribuir en gran medida a proteger tu tienda en línea. Una contraseña segura incluye al menos ocho caracteres, que contienen una combinación de números en mayúsculas y minúsculas, letras y caracteres especiales.

    #3. Instalar la protección del dispositivo

    Instalar un software antivirus confiable, mantener las redes seguras con firewalls y garantizar que haya actualizaciones de rutina para estas plataformas ayudará a agregar una capa secundaria de seguridad a tus datos y evitará la interferencia en tu sitio de comercio electrónico.

    #4. Configurar una VPN (red privada virtual)

    Una red privada virtual, o VPN, proporciona una forma de enviar datos de forma segura a través de redes públicas, posiblemente no seguras, como Internet.

    No te equivoques, Internet no siempre es tan seguro como crees. ¿Recuerdas el error Heartbleed de 2014? Tomar precauciones adicionales contra los piratas informáticos en línea es particularmente pertinente si tu misión es crear una experiencia de compra en línea sin fircciones, para tus usuarios y clientes. ¿Por qué? Porque hacer esto requiere mucha información, información que no puedes poner en riesgo.

    Configurar una conexión de red privada virtual (VPN) te ayuda a mantener tu conexión segura y tus datos confidenciales.

    Es posible que estés familiarizado con las VPN como una forma de proteger tu privacidad cuando usas Internet. Sin embargo, también puedes usar una conexión VPN para proteger tu red corporativa. De hecho, las VPN se desarrollaron originalmente para permitir que los trabajadores remotos se conectaran a la red de su empresa sin comprometer la seguridad.

    Si usas un sistema ERP (planificación de recursos empresariales) con tu portal en línea, las VPN se pueden usar de la misma manera para proteger tu ERP. Todos los datos enviados a través de una red privada virtual están encriptados. Para más información sobre cómo funciona exactamente una VPN, te recomendamos este artículo de Microsoft.

    #5. Utiliza la autenticación multifactor para una mayor protección de datos

    La autenticación multifactor (MFA) puede ser una herramienta valiosa para la seguridad en e-commerce, especialmente cuando se trata de proteger las compras de los clientes y evitar la pérdida de datos.

    #6. Crear copias de seguridad coherentes

    Las infracciones del sitio pueden provocar la pérdida de datos; asegurarse de crear copias de seguridad con regularidad ayudará a minimizar el tiempo de espera para la recuperación total.

    #7. Cambiar a HTTPS

    HTTP es la forma estándar en que se transfieren los datos en Internet. HTTPS proporciona una capa de cifrado para estos datos. Con HTTPS, puedes evitar la mayoría de los ataques de intermediarios.

    Los sitios de comercio electrónico deben usar HTTPS como mínimo; muchos navegadores impedirán que un usuario abra una página web que no sea HTTPS.

    #8. Implementar un sistema de conmutación por error

    En 2013, Google dejó de funcionar durante 5 minutos y el tráfico global de Internet se desplomó en un asombroso 40%. ¿Te imaginas tener que pasar más de unos minutos sin acceso a sus sistemas clave? Sin búsqueda en Internet, tal vez sin correo electrónico, posiblemente sin acceso a tus documentos, y sin YouTube para distraerte mientras esperas que se restablezcan los sistemas.

    Es posible que tu tienda en línea no sea tan esencial para tu organización o tus clientes como toda la cartera de servicios de Google. Después de todo, en el peor de los casos, tu equipo de ventas puede buscar datos de productos en el ERP y tus clientes aún pueden ponerse en contacto por teléfono.

    Pero piensa en cómo se sentirían tus clientes si no pudieran ponerse en contacto contigo a través de tus canales habituales. Como mencionamos anteriormente, has trabajado duro para construir relaciones sólidas con tus clientes. No querrás dejar que un servicio irregular afecte esta confianza. ¿Y si tus clientes realizan pedidos fuera del horario de oficina, por lo que simplemente no pueden llamar a tus representantes de ventas?

    Una e-commerce no disponible no es algo que tú (ni tus clientes) quieran experimentar de primera mano.

    Tomar medidas contra las interrupciones imprevistas, especialmente durante las temporadas de mayor volumen, es tan vital como evitar las violaciones de datos, y una forma confiable de hacerlo es a través de sistemas de conmutación por error.

    Un sistema de conmutación por error te permite mejorar la disponibilidad de tu comercio electrónico al cambiar a instalaciones de tienda online redundantes cuando el entorno de tu tienda online principal no está disponible. En esta situación, la redundancia es algo para celebrar: se refiere a copias de seguridad de sistemas o datos que están listos para entrar en acción cuando sea necesario.

    La configuración de un sistema de conmutación por error con una o más instalaciones redundantes significa que un solo corte de energía o un problema técnico del servidor no impedirá que tus clientes accedan a tu canal en línea de confianza.

    #9. Establecer revisiones de rutina de integraciones de terceros

    Evaluar las integraciones de terceros que tienes en tu tienda y eliminar las que se han vuelto obsoletas o que ya no usas garantiza que estás minimizando la cantidad de partes externas con acceso a tus datos.

    #10. Adopta una plataforma segura de procesamiento de pagos

    Las plataformas de procesamiento de pagos seguros son como los carros blindados de los pagos en línea. Protegen tu información financiera para cada transacción, asegurando que no se roben tarjetas de crédito ni se intercepten transacciones.

    Sana Pay, nuestro procesador de pagos interno, se integra a la perfección con tu tienda en línea y tu ERP, lo que les permite a tus clientes pagar de forma segura y directa, todo sin salir de tu e-commcerce.

    • Paga los pedidos directamente durante el pago final
    • Guarda los detalles de pago para más tarde
    • Completa los pagos rápidamente

    #11. Utiliza una plataforma en la que puedas confiar tus datos

    Asegúrate de examinar adecuadamente a tu proveedor de e-commerce y verifica que proporcione las medidas de seguridad que necesitas. Sana Commerce Cloud toma medidas cuidadosas para proteger tu tienda online de posibles amenazas. Con múltiples capas de seguridad, el acceso no autorizado es difícil. El resultado final es un proceso que minimiza el tiempo que necesitarás para revisar las medidas de seguridad, sin tener que preocuparte de que las cosas no se estén haciendo correctamente. Mira qué medidas de seguridad toma Sana Commerce para evitar que te vuelvas vulnerable.

    La optimización de las prácticas de seguridad en e-commerce garantiza que puedas proteger los datos confidenciales, escalar tu negocio  y, lo que es más importante, priorizar las relaciones que has establecido con tus clientes. Con las herramientas adecuadas y permaneciendo alerta a las vulnerabilidades de tu portal en línea, mantener altos estándares de seguridad se convierte en una simple cuestión de práctica.

    El nuevo informe para los líderes de TI de todas las industrias

    El comercio electrónico B2B desalineado puede tener un efecto perjudicial para tu empresa. Conoce la opinión de 310 líderes de TI en Latinoamérica y España.