¿Qué es el comercio electrónico B2C?

Seguramente hayas comprado en un sitio de comercio electrónico B2C (empresa a consumidor). Estos sitios permiten a los consumidores comprar productos o servicios en línea.

Definición de comercio electrónico B2C:

El comercio electrónico B2C es la venta en línea de productos o servicios de una empresa a los consumidores finales.

¿Qué es el comercio electrónico B2C?

El comercio electrónico B2C es la venta en línea de productos o servicios de una empresa al consumidor final.

¿Qué ventajas tiene el comercio electrónico B2C?

El comercio electrónico B2C tiene muchas ventajas, entre otras, las siguientes:

  • No es necesaria presencia física: Gracias al comercio electrónico B2C, no hay que pagar en tiendas físicas, ya que los pagos se realizan en línea.
  • Recopilación de datos: Puedes seguir la trayectoria de tu rendimiento en línea y recopilar datos de clientes y visitantes.
  • Mayores oportunidades de negocio: Gracias al comercio electrónico B2C, tu empresa tiene más posibilidades de negocio, ya que no estás sujeto a la ubicación o a los horarios de apertura de las tiendas.
  • Personalizar tu marketing: A través del comercio electrónico B2C, tu empresa puede clasificar a los clientes para personalizar tus esfuerzos de marketing. Mediante la creación de una potente personalización de marketing, tu empresa puede mostrar los artículos adecuados al cliente correcto, en el momento justo. El uso de técnicas de marketing personalizado como estrategia de comercio electrónico ayuda a la empresa a multiplicar entre 5 y 8 veces la inversión que hizo en marketing.

¿Cuál es la diferencia entre el comercio electrónico B2C y B2B?

Quizá parezca que hay pocas o ninguna diferencia entre el comercio electrónico B2C y B2B, pero sí hay algunas variaciones entre los dos. Los clientes B2C suelen realizar pedidos más pequeños y tomar decisiones de compra rápidas, mientras que los clientes B2B pueden pasar semanas buscando proveedores antes de hacer una compra.

Los negocios B2B construyen relaciones duraderas con los clientes, y estos suelen evitar comprar por impulso a la primera empresa que despierta su interés. El proceso de compra del comercio electrónico B2C está, a menudo, impulsado por emociones; el cliente B2C quiere productos que mejoren su vida y lo hagan feliz.

Consulta los conceptos del comercio electrónico